Cómo negociar un aumento de sueldo



¿Algunas veces sientes que tu trabajo no está siendo bien remunerado? Muchos de nostros nos hemos encontrado en la situación en la que creemos que nuestro trabajo puede ser mejor pagado y externar este pensar a nuestros superiores no siempre es fácil. En este artículo te compartiré tips y aspectos que tienes que tomar en cuenta cuando negocies un aumento de sueldo.

Analiza la situación de tu empresa

Usualmente al comienzo del año es cuando surgen muchos cambios en las empresas, ya que se han planteado nuevas estrategias y objetivos anuales. Analiza la posición en la que se encuentra la compañía en la que trabajas en todos los ámbitos. Si tu compañía está en crecimiento continuo y tú has aportado a su estabilidad, puede ser el momento de pedir tu aumento; por otro lado, si no pinta muy bien la situación económica o laboral de tu empresa y no crees ni ves que haya oportunidad de mejora, será una opción replantear tus objetivos profesionales y personales para determinar si te conviene esperar.

Busca y anota argumentos a tu favor

No se trata de pedir aumento así porque sí. Olvídate de la idea de pedir un aumento por tu antigüedad en la empresa y enfócate a encontrar aquellos resultados y cumplimiento de objetivos que has logrado; estas sí son armas verdaderas para negociar un aumento. Mientras más cuantificables o demostrables sean estos argumentos, será más fácil convencer a tu superior que tu trabajo ha tenido un impacto positivo en la empresa.

Consigue una cita formal

Como te dije antes, negociar un aumento de sueldo no es una tarea fácil y que puedes tomar a la ligera. Haz una cita formal con tu superior y procura que sea al principio del día, una vez que haya pasado una o dos horas de la hora de entrada para que él tenga menos pendientes y tú tengas su completa atención, o después de la hora de la comida, ya que la mayoría de los trabajadores nos encontramos más relajados y sin tantos pendientes.

Pide una opinión de tu trabajo

Cuando ya estés en la cita, lo primero que debes hacer es pedir una opinión del trabajo que has desempeñado hasta el momento. La respuesta que te den te ayudará a determinar qué argumentos puedes utilizar a tu favor, cuáles no usar y hasta encontrar nuevas armas para negociar tu aumento. También te servirá para detectar áreas de oportunidad y crecimiento y ampliarás tu panorama sobre la situación en la que te encuentras.

Habla de ti, de lo que has logrado y quieres lograr

Si tienes problemas con alguien de tu trabajo, déjalo para otra ocasión en la que corresponda hablar del tema. En este momento, enfócate a hablar de ti,  de tus logros y expón todos esos argumentos que ya traes en mente. Es muy importante que hables del futuro y de la visión de tus responsabilidades y objetivos en el mismo. Así sabrán con certeza que este aumento es una inversión para su compañía.

Prepárate para un NO

Es posible que recibas un no por respuesta. Prepárate y disponte a escuchar las razones por las que en este momento no puedes recibir un aumento de sueldo; tal vez puedas negociar otras cosas como flexibilidad de horario o beneficios y prestaciones. Nunca amenaces con irte si no consigues el aumento.

Una vez que hayas tenido la cita de negociación, analiza si lo que conseguiste es lo que buscabas y si no es así, piensa si vas por el camino de cumplir tus objetivos personales y profesionales. ¡Mucha suerte negociando tu aumento de sueldo! Cuéntanos cómo te va.




Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *