Cómo aprovechar al máximo tu primer empleo

Cómo aprovechar al máximo tu primer empleo


El primer trabajo puede ser el mejor o el peor dependiendo de cómo lo veas, pues te puede servir para desarrollar toda tu experiencia laboral en tu área de especialidad profesional. Por lo general quien sale de una carrera siente que está listo para tener un buen puesto en una empresa reconocida, y claro, con un sueldo que le alcance para tener una vida, si no de lujos (por el momento), sí bastante cómoda y holgada. Pero en realidad este proceso no es tan fácil como muchos piensan y esto puede ser una especie de “depresión post universidad”, pues aunque las empresas apuestan por talento joven, en la mayoría de las ocasiones el avance económico y laboral es mucho más lento pues todo requiere tiempo y paciencia. Si quieres tener respeto y admiración hacia ti y tu trabajo debes ganártelo, por eso:

  • Deja atrás la soberbia: El peor error que puedes cometer es rechazar un empleo o dejarlo simplemente porque no te parece que esté a tu altura. Todo puesto laboral representa una oportunidad para crecer y comenzar a relacionarte con personas que tengan que ver con tu carrera e intereses profesionales, especialmente en esta época que lograr colocarte en una empresa es todo un reto.
  • Para posicionarte como “experto en” es necesario:  Trabajar en tu marca personal, todo es cuestión de analizar lo que proyectas y saber cómo quieres ser percibido. Pues ésta es la guía básica que tendrás para desarrollar tus aptitudes, habilidades y hasta saber con quién te conviene más relacionarte en tu empresa.
  • Para ser hay que parecer: Seas lo que seas, siempre preocúpate por tu imagen, pues de esto dependerá la forma en la que tratarán e incluso la confianza que te darán. Cuida hasta la forma en la que te expresas, pues entre más tecnicismos y lenguaje profesional utilices, demostrarás que sabes de lo que hablas y a lo que te dedicas. De esta forma poco a poco proyectarás que eres capaz de tomar la responsabilidad de diferentes proyectos y así podrás avanzando de nivel.
  • Los beneficios de comenzar desde abajo son infinitos: Cuando tú comienzas aprendiendo desde lo básico todo lo referente a operación del trabajo y métodos de la empresa, tus conocimientos son más prácticos y por lo tanto la experiencia es mayor. Una vez que te asciendan y tengas personas a tu cargo entonces tendrás los conocimientos y hasta la habilidad para saber cómo pedir las cosas y hasta qué tan viable o real es lo que requieres. De esta forma no te podrán decir “no se puede” ni tú pedirás cosas imposibles.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *