Deudas: compromisos adquiridos. No afectes tu Branding



Las deudas son un compromiso adquirido a la hora de pedir un préstamo. Es normal que todos en algún momento necesitemos de cierta ayuda para alguna emergencia o situación que simplemente no teníamos contemplada, pero debes tener en cuenta que lo ideal es no pedir prestado, y si lo haces, ser consciente de que pronto deberás cubrirla para no ganarte una mala reputación e imagen. Hoy te daré algunos tips de lo que nunca debes hacer como deudor para no perder tu Branding Personal:

  • No te escondas: Esto es básico. Si diste la cara para pedir prestado, hazlo para afrontar tus deudas. No seas de los que les tienen que estar recordando su deuda, es sumamente molesto para la mayoría de las personas cobrar.
  • Piensa bien a quién le pides prestado: Recuerda el dicho “cuentas claras, amistades largas” y es que es muy común que por un mal branding de deudor pierdas una amistad de años. Si tienes la confianza de pedirle a un amigo, no abuses y comprométete.
  • Fija una fecha específica: Si te están dando la confianza de prestarte, lo menos que puedes hacer es fijar una fecha específica de pago y, por supuesto, que la cumplas. En caso de no poder hacerlo habla con la persona y explícale la situación, pero regresando al primer punto: nunca te escondas.
  • Si eres patrón: Al tener personal a tu cargo, la prioridad siempre deben ser ellos. La nómina es el primer pago que debes considerar al tener un negocio, empresa o lo que sea. Tú no conoces las necesidades de tus empleados, así que no des por hecho que pueden esperar el pago hasta que tú tengas dinero.



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *